Una cuenta de correo electrónico suele ser de uso personal, y es por ésta razón que debemos intentar conservarla así, para nuestro uso exclusivo, evitando que cualquier otra persona pueda hacer uso de nuestra cuenta, para esto hemos preparado cinco consejos muy útiles con los cuales podrás proteger tu cuenta y hacer un mejor uso de ella.

  1. Evita utilizar contraseñas inseguras, o sumamente simples, jamás uses un nombre de una persona, ni tuyo, ni de tu pareja o la persona que te gusta, mucho menos de teléfonos, nombres de mascotas o el clásico 1234, o 0987654321, que son de hecho las contraseñas más frecuentes entre los usuarios de Internet, todos esos datos son fácilmente reconocibles por cualquier persona que investigue un poco acerca de ti, aquí te enseñamos a generar contraseñas seguras.
  2. Antes de poner tu contraseña asegúrate que verdaderamente estas en el sitio donde deseas iniciar sesión, nunca coloques un password de Gmail en un sitio diferente a www.gmail.com, salvo que también sea de Google (como Youtube.com, o plus.google.com), lo mismo podemos aplicarlo para otras plataformas como Facebook o Twitter.
  3. Si puedes asociar tu cuenta de correo electrónico a un número móvil o SmartPhone, hazlo, es la mejor forma de mantener segura tu cuenta de email ya que la compañía te informa cuando hay un inicio de sesión sospechoso, y de esa forma tu podrás recuperar tu contraseña en caso de que termine siendo modificada, o bien modificarla y aplicar un método de inicio de sesión en dos pasos.seguridad-correo-email
  4. Jamás, pero jamás, accedas a tu cuenta de correo electrónico desde una computadora que no te pertenece, sobre todo si es de uso público, si eres un usuario avanzado podrías verificar los procesos que están corriendo en el sistema y tener una breve impresión sobre el estado del sistema, quizá haya un keylogger instalado, aconsejamos llevar siempre en un pendrive aplicaciones como AdwCleaner, que te permitirán escanear rápidamente el sistema y borrar infecciones frecuentes en muchos sistemas, con la ventaja de que es una aplicación simple, rápida y portable.
  5. Lleva un control de los dispositivos en donde se ha iniciado sesión, si bien Google te indica cuándo un inicio de sesión es sospechoso, también puede ocurrir que alguien haya abierto tu correo desde una ubicación próxima a donde accedes frecuentemente, además si haces uso de un ordenador público recuerda cerrar tu sesión allí, y si vuelve a abrirse verifica la hora para asegurarte que habías sido tu quien accedió, y si no has sido tu la hora te permitirá quizá reconocer al autor o autora de ese inicio de sesión fraudulento.