Aquellas personas que utilizan las plataformas de correo, como Gmail en este caso, para almacenar información realmente importante, se sentirán agradecidas de saber que pueden realizar respaldos de su información en servicios de almacenamiento online como es el caso de Google Drive, por mencionar un ejemplo.

Más aún cuando tenemos presente que la mayoría de los servicios de correo tienen un espacio limitado, por lo que posiblemente te interese poder exportarlos hacia otro sitio donde mantenerlos a salvo, y además, liberar un poco de espacio en tu correo.

Cómo exportar tus emails a Google Drive

Básicamente podemos hacerlo de forma rápida y simple utilizando una pequeña extensión para tu navegador web, en este caso hablaremos de Save Emails to Google Drive, la cual funciona en concreto con Google Chrome, y desde la cual, como su nombre indica, podrás transferir tus correos a la cuenta de almacenamiento en Google.

Cuando instales la aplicación desde este enlace, podrás ver que cuando ingreses en Gmail comenzarás a visualizar un nuevo icono junto a los clásicos botones de “Archivar“, “Marcar como no leído“, etc.

Justamente, para enviar tus mails hacia Google Drive bastará con que selecciones cada uno de los correos que deseas respaldar en tu cuenta, y una vez seleccionados solo tienes que pulsar en el botón correspondiente que tiene, precisamente, la forma del icono de Google Drive. Una vez hecho eso se te ofrecen dos opciones, la primera te permitirá enviar los correos seleccionados, la segunda te facilita la exportación o respaldo de TODOS tus correos (permanecerán en tu bandeja de entrada, pero además se enviarán a tu cuenta en Google Drive).