¿Quién no utiliza o conoce Gmail? La verdad es que casi todos aquí solemos utilizar este servicio de correo electrónico, y lo más importante, lo hacemos a diario y de forma rutinaria, y justamente por eso es por lo que desde Google trabajan de igual forma intentando ofrecer nuevas y mejores funcionalidades para que el correo se ajuste realmente a nuestras exigencias y necesidades.

En esa línea podemos decir que Gmail cuenta también con funciones poco conocidas, por ejemplo, en este artículo hablaremos de la posibilidad de “posponer” un correo, habitualmente solemos marcarlos como leídos o como “No leídos” para leer luego, o bien directamente archivarlos o eliminarlos.

Sin embargo, también tenemos la opción de posponer” un correo electrónico que hayamos recibido para leerlo más tarde de forma mucho más práctica que simplemente dejarlo como “no leído” en nuestra bandeja de entrada. ¿Por qué? Pues porque al posponerlo no lo veremos ocupando espacio, no sabremos que existe, y lo recibiremos más adelante, cuando hayamos indicado.

Cómo posponer un correo de Gmail

  1. Para posponer un email simplemente debes abrir tu cuenta de Gmail
  2. Una vez hecho eso debes seleccionar el correo que quieres posponer.
  3. Luego presiona en los tres puntos verticales que aparecen en la parte superior.
  4. En el menú que se despliega debes escoger la que dice “Posponer“.
  5. Indica cuándo es que deseas recibir nuevamente el correo electrónico.
  6. Finalmente solo tienes que “Aceptar” y listo, desaparecerá de la bandeja de entrada y lo recibirás más adelante tal y como has indicado, recibiendo la notificación correspondiente cuando el correo llegue nuevamente a tu email.