¿Sabías que Gmail te permite añadir una capa de seguridad adicional a los correos electrónicos que envías?, Google lleva trabajando muy arduamente en su servicio de email desde sus inicios, y desde entonces han lanzado una cantidad importante de funcionalidades sumamente útiles, pero que pocas personas conocen y utilizan.

La posibilidad de convertir emails en confidenciales es una de las opciones menos populares, pero que sin dudas, más deberíamos tener en cuenta en estos días donde las sospechas y preocupaciones en materia de privacidad y seguridad alcanzan a casi cualquier ámbito.

Por medio del modo confidencial que han elaborado en Gmail, los usuarios del servicio pueden configurar sus correos para que los contenidos que envían en un email concreto tengan una fecha de vencimiento tras la cual serían inaccesibles, o bien incorporar una contraseña que el remitente deberá conocer si es que quiere visualizar lo que le hayas enviado.

Pero no solo eso, sino que también añade la posibilidad de evitar que el receptor reenvíe el contenido recibido directamente por medio de Gmail, aunque esto podría saltearse fácilmente con los conocimientos necesarios, no quita que se convierte en una molestia y un obstáculo que deberían sortear para reenviar la información.

¿Cómo volver seguros tus correos de Gmail?

Para añadir esta seguridad a tus emails solamente tienes que configurar el modo confidencial cada vez que desees enviar un correo que consideres sea importante, lo suficiente como para añadir este nivel de protección.

  1. Primero que nada procede a redactar el correo que desees enviar.
  2. Luego en la parte inferior del formulario de redacción de emails verás un icono que, si pasas por encima de él, dirá algo similar a “Activar o desactivar el modo confidencial“, has click en él.
  3. Una vez hecho eso aparecerán las opciones correspondientes a la seguridad de ese correo que mencionamos anteriormente, contraseña, fecha de vencimiento, etc. Elije lo que consideres más adecuado para el mail que estás enviando.
  4. Finalmente cuando hayas terminado de redactarlo y configurarlo en materia de seguridad solo deberás pulsar en “Enviar” y listo.

Recuerda que esto solo afectará al email que hayas enviado, por lo que los siguientes correos que envíes NO tendrán configuradas las opciones de seguridad, siempre que quieras hacerlo tendrás que configurar cada email que quieras asegurar.